Es la utilización del ozono como recurso terapéutico en la medicina. El ozono es un gas formado por tres átomos de oxigeno que tiene un efecto terapéutico muy amplio y eficaz en el organismo, terapia muy utilizada en países como Cuba donde está en primera línea de tratamiento. Disminuye el estrés oxidativo, estimula el sistema inmunológico, mejora el metabolismo del oxígeno, es analgésico, antiinflamatorio y es un poderoso antiinfeccioso. Fuimos preparados en Cuba para esta práctica y para nosotros la vía más indicada para el paciente es la rectal, ya que actúa sistemáticamente y más rápido.