El sueño desempeña un papel clave en todo, desde la expresión génica y regulación hormonal hasta la desintoxicación y cognición del cerebro, está claro que no hay muchas facetas de su ser que puedan resultar intactas cuando escatima en sueño. Estos son algunos ejemplos de los problemas de salud relacionados con el sueño insuficiente:

  • Alteración de la memoria y menor capacidad para aprender cosas nuevas.
  • Reducción de la productividad en el trabajo y bajas calificaciones en la escuela.
  • Menor capacidad para realizar tareas.
  • Menor rendimiento deportivo.
  • Reducción de la creatividad en el trabajo u otras actividades.
  • Menor tiempo de reacción.
  • Mayor riesgo de padecer problemas neurológicos.
  • Mayor riesgo de diabetes tipo 2. 
  • Disminución de la función inmunológica. 
  • Mayor riesgo de obesidad.
  • Mayor riesgo de cáncer.
  • Mayor riesgo de hipertensión, ataques cardíacos y enfermedades cardiovasculares. 
  • Mayor riesgo de osteoporosis.
  • Mayor riesgo de dolor y afecciones relacionadas con los dolores como la fibromialgia.
  • Mayor susceptibilidad a úlceras estomacales.
  • Función sexual alterada.
  • Alteración de la regulación de las emociones y la percepción emocional. 
  • Mayor riesgo de depresión y ansiedad.
  • Envejecimiento prematuro.

Reserva tu cita: 552 75 40, Whatsapp 315 424 60 98

Calle 5b #42-16 Consultorio 201 – 202

Foto de Andrea Piacquadio en Pexels