• Al ir al baño (Tanto orina como defecar) y al ducharse, la mujer debe limpiarse siempre de adelante hacia atrás. Es especialmente importante, después de defecar.
  • Usar toallitas intimas desechables con PH adecuado.
  • Orinar antes y después de las relaciones sexuales.
  • Usar ropa interior de algodón.
  • Evitar el uso de pantalones ajustados para evitar el exceso de calor y facilitar la traspiración.
  • Tomar 2 litros de agua al día, de esta forma se orinara mucho más y las bacterias no tendrán tiempo para proliferar en la vejiga.
  • Si vamos a la playa o la piscina, evitar que el bañador se seque llevándolo puesto, ya que facilita la proliferación de bacterias.